¿Cómo eliminar las babosas? No los sales. Hay métodos más eficaces

Desgraciadamente, las babosas no han cambiado de opinión este año y ya empiezan a hacer poco a poco viajes gastronómicos por nuestro jardín. Salva tus cultivos mientras puedas y descubre con nosotros cómo eliminar las babosas y qué es lo que funciona de forma rápida y eficaz con ellas.

¿Se trata de una babosa o de una babosa?

Antes de echarles un vistazo, hay un detalle importante que debemos aclarar. Muchos pensamos que la babosa y el caracol son el mismo representante de las babosas que están dañando nuestros jardines.

Para la babosa española, esta suposición es correcta. Se trata de una especie invasora que se estableció en este país en la época post-revolucionaria y que es originaria de las Islas Ibéricas. Es un enemigo de los jardineros y puede apoderarse de cultivos enteros.

Las limas son, sin embargo, habitantes nativos checos que siempre han pertenecido a nuestros jardines. Actúan como policías sanitarios, cuidando de las partes moribundas y en descomposición de las plantas mientras desprecian las hojas frescas. Incluso la babosa y la babosa de la ceniza disfrutan de las enredaderas.

Ahora que tenemos claro qué babosas debemos mantener en el jardín, echamos un vistazo a 10 consejos para deshacernos de las indeseadas.

1) Recoger a mano las babosas

… es claramente el más eficaz. Sin embargo, a las babosas no les gusta mucho el sol, por lo que salen de sus escondites por la noche o cuando llueve. Así que equípate con guantes, un recipiente adecuado del que no se salgan durante la recogida y listo.

Una vez que has terminado de recolectar, la cuestión es dónde llevarlos. Aunque las babosas destruyan nuestros cultivos, siguen siendo seres vivos y, por tanto, su eliminación debe ser humana.

Por lo tanto, definitivamente no se recomienda salir de las enredaderas. Por un lado, se enfrentarían a una muerte larga y dolorosa, y por otro, una enredadera que se derrite no es una visión bonita. Así que tienes una opción más suave:

  • Deja las enredaderas lejos de tu jardín. Pero olvídate del jardín de tu vecino, está demasiado cerca. En su lugar, busca un lugar donde las babosas no tengan a nadie a quien hacer daño.
  • Asfixia a las babosas con agua hirviendo. Así deberían terminar rápidamente, sólo hay que taparse la nariz para que no se pierda.

.

2) Prueba la química

Puede comprar una gama de matadores de caracoles – sobre todo en forma granular. El problema es que se han acostumbrado en parte a su existencia y no pueden dejarse tentar. Los gránulos también tienen que ser espolvoreados directamente alrededor del cultivo, lo que no es ideal para el cultivo ecológico.

Pero también puedes comprar Ferramol, que mata a las enredaderas gracias a un compuesto de hierro y fósforo y que se encuentran habitualmente en la naturaleza.

3) Los nematodos como enemigo natural

Una forma más cara pero muy efectiva de matar a las babosas es adquirir nematodos microorgánicos que infestan a las babosas y son, por tanto, un parásito natural para ellas. Los nematodos son de larga duración y las babosas mueren de inanición, generalmente bajo tierra.

4) Consigue un corredor

El corredor indio es una raza de pato para la que las babosas son un manjar favorito. Son fáciles de cuidar y los pequeños pingüinos serán un hermoso complemento para su jardín.

5) Invita a las babosas a una pinta de cerveza

¿No te apetece recoger caracoles a mano? Corta una botella de mascota y entiérrala suavemente en la tierra. A continuación, vierte la cerveza (cuidado, a las babosas no les gustan los refrescos) y recoge las babosas borrachas del recipiente, rellenando la cerveza regularmente. También puedes comprar todo tipo de trampas para babosas de las que éstas no pueden salir.

6) Plantar hierbas que no gusten a las babosas

Se trata principalmente de lavanda, cantueso, berro u otras hierbas aromáticas, entre las que se encuentran el ajo, el perejil o la salvia y el cebollino. Lo ideal es que una combinación de estos quede muy bien en la cama y se pueda utilizar en la cocina.

7) Construye obstáculos para las enredaderas

Los bordillos altos de textura gruesa que son difíciles de escalar para las babosas pueden ayudar, y también puedes forrar el lecho con cáscaras de huevo trituradas, cáscaras de nuez, serrín o arena blanda que se adhiere al cuerpo de las babosas.

8) Ajustar el riego de las plantas

Los caracoles suelen salir tras la puesta de sol y les encanta la humedad. ¡Así que, a no ser que quieras darles un delicioso festín nocturno con todas las comodidades, siempre riega por la mañana! A las plantas les gustará y los rayos del sol mantendrán alejadas a las babosas.

9) Piensa en las babosas en otoño

¿Estás buscando pollos? Luego, déjelos entrar en su jardín con regularidad una vez terminada la temporada. Es en otoño cuando las enredaderas ponen sus huevos, que son un delicioso y saludable manjar para las aves de madriguera.

10) Mantén limpio tu jardín

Hierba alta, ladrillos y vigas apiladas, montones de ramas… cualquier parcela de sombra que mantenga una humedad agradable es un hogar ideal para las babosas.

Fuente: https://1t.cz/jak-se-zbavit-slimaku/

5/5 - (1 voto)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.